Publicado: 2014-05-03 11:01:28    Modificado: 2017-04-04 11:38:32    Visto: 1237   

David Rosso trató al jugador de Bolívar de una lesión en la rodilla

Un "Robot" acelera la recuperación de Arce

Equipo. El doctor David Rosso, ex de Bolívar, muestra su moderno equipo que trajo desde Alemania. Daniel Walker.
Equipo. El doctor David Rosso,
ex de Bolívar, muestra su moderno equipo que trajo desde Europa,
posterior a un Curso de Entrenamiento del cual Porta una
Certificasión de Centro Autorizado de la Especialidad.

La Razón (Edición Impresa) / Jaime Ayllón / La Paz  / 30 de enero de 2014

Juan Carlos Arce, jugador del club Bolívar, ingresó a la última etapa de su rehabilitación de la inflamación de su rodilla izquierda, tras ser sometido a un tratamiento de hilterapia (método con base en láser) que aceleró su recuperación.

El Conejo, como se conoce al delantero académico, se lesionó en el cotejo frente a Nacional Potosí (domingo 19), después de que los toperoles de su botín se trabaron en el pasto y como consecuencia realizó un mal movimiento, lo que originó la inflamación.

Si bien no se trató de una lesión grave, los estudios que llevó  a cabo el cuerpo médico del club revelaron que la recuperación demandaría mínimamente diez días. Arce está recuperado de la lesión, es sometido en estos días a sesiones de fisioterapia y también de piscina. No será tomado en cuenta para el encuentro del domingo frente a Wilstermann, por la tercera fecha; pero sí estará en condiciones de jugar el viernes 7 de febrero contra The Strongest.

Los procesos se agilizaron gracias a la colaboración del doctor David Rosso —exgaleno de campo de la Academia—, quien explicó que la hilterapia “la realiza mediante la tecnología robótica regenerativa, que emplea seis frecuencias y puede reducir cualquier tipo de inflamación; además puede regenerar y también mejorar sistemas inmunes”.

Aclaró que existen otros métodos con láser que trabajan en una sola frecuencia y se emplean para tratamientos antiinflamatorios, analgésicos, que puedan cauterizar o cortar.

Rosso también comentó que el equipo con el que trabaja fue traído desde Alemania. Es un láser inteligente que deduce, cuantifica y dosifica los niveles que se puede utilizar para la recuperación de las lesiones; “además nos brinda diagnósticos presuntivos para ver cuál se debe aplicar”.

En el caso de Arce, explicó que “adolecía de un menisco patidial y una inflamación traumática en la rodilla izquierda”, comentó.  Una vez que se tuvo el diagnóstico, se le realizó al futbolista un tratamiento en tres sesiones que en total tuvieron una duración de diez minutos. “El primero fue de dos minutos y los dos restantes de cuatro”, sostuvo.

Se empezó con la recuperación el miércoles de la anterior semana “y el viernes ya empezó a realizar trabajo de campo trotando en la cancha del estadio Simón Bolívar de Tembladerani; nosotros reducimos el tiempo de tratamiento ya que los procesos inflamatorios de cualquier índole muscular, tendinoso o articular los controlamos con sesiones de uno a cuatro minutos. El dolor desaparece en 90% en la primera curación”.

Tras las tres sesiones, comentó que el jugador se retiró sin ninguna inflamación en la zona afectada y con ausencia total de dolor,  lo que determinó que el área afectada se encuentra al 100%, “lo que reduce en un alto porcentaje el tratamiento de rehabilitación”.

Del trabajo de recuperación que hizo con el doctor Rosso, Arce manifestó que “me ayudaron bastante aquellas sesiones”, y en estos días “estamos fortaleciendo la rodilla con base en trabajo de fisioterapia y labor en piscina para fortalecer la zona”.

Está seguro de que en unos días más estará listo para trabajar con normalidad junto al resto del grupo y estar a disposición del técnico de Bolívar, Vladimir Soria. No jugó ante Universitario, no lo hará contra Wilstermann y espera estar listo para el clásico.